#2 Agradecer las dificultades

¿Cómo de increíble es agradecer las dificultades? ¿Coger esas situaciones y convertirlas en algo que puedes llegar a amar?

Ryan Holiday ha escrito sobre ello. En sus muchos textos sobre la filosofía del estoicismo, este concepto me llamó la atención especialmente: Amor fati.

El amor a las circunstancias que te sobrevienen y que no son, precisamente, placenteras.

Agradecer las dificultades

No es un concepto sencillo. Pero… ¿qué se supone que debemos hacer si nos queremos exigir lo mejor?

Una cosa es saber controlar tus reacciones instintivas. Controlarte cuando algún hecho te provoca ira, ansiedad o miedo. Y no es nada sencillo, de entrada. Todo lo contrario, es algo bastante complicado. Llegar a ese nivel de auto control sería considerado por muchos todo un logro.

Imagina, entonces, ir un paso más allá. No solo controlarlas, sino amar que se den. Acogerlas con los brazos abiertos. Decir: mmmm, lo podía esperar. Bienvenida!

Y hay una razón para ello:

Porque te retan a superarte. Porque sacan lo mejor que puedes tener dentro de ti. Porque hacen que no te acomodes. Porque, sin ellas, no hay crecimiento.

¡Tan agradecido!

Deja un comentario